TRANSLATOR

CLICK THE BUTTON BELOW THAT SAYS "Seleccionar idioma" TO SELECT THE LENGUGE

Select language

'cookieOptions=close

etiquets

etiquets
> Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 29 de junio de 2016

TULIPÁN-PRIMERA PARTE

1.- BOTÁNICA.
Tulipa es un género de plantas perennes y bulbosas perteneciente a la familia Liliaceae, en el que se incluyen los populares tulipanes, nombre común con el que se designa a todas las especies, híbridos y cultivares de este género. Tulipa contiene aproximadamente 150 especies e innumerables cantidades de híbridos y cultivares conseguidos a través de mejoramiento genético que los floricultores fueron realizando desde el siglo XVI.

Las flores son actinomorfas y hermafroditas. Son compuestas y poseen seis pétalos, con forma de corazón al revés (acuminados) y
también  seis estambres.


  Hojas de color desde verde al verde grisáceo, y lanceoladas en casi todos los tipos.  Florecen en primavera. Muy sensibles a concentraciones. Demasiado elevadas de sal en el suelo.  Es una planta de clima frío.

Aunque mucha gente asocia a los tulipanes con Holanda, en realidad, son una especie de flor que es originaria de Turquía, y son la flor nacional de este país desde el año 1,000 A.C.
Se cree que su nombre se originó por la palabra turca, “turbante”, por su forma. A lo largo de la historia, ha tenido un rol significativo en el arte y la cultura de Turquía, pues hay pinturas, poemas y hasta canciones dedicadas a esta hermosa flor.

La estructura vegetativa subterránea que posee la planta corresponde a un bulbo. Los bulbos son truncados basalmente y elongados hacia el ápice, cubiertos por una túnica usualmente pilosa por dentro.


Este, poco después de su plantación en otoño, presenta las siguientes
estructuras: túnica o envoltura externa, plato basal, escamas suculentas adheridas al plato basal, raíces y yema apical.


Las escamas suculentas son los principales órganos almacenadores de agua y sustancias nutritivas del bulbo, y están en número de dos a seis. El plato basal es la estructura en que están adheridas las escamas, y desde el cual se desarrollan las raíces.

Las yemas laterales darán origen a bulbos hijos. La yema apical está constituida por un número variable de hojas, que van de tres a cinco, y una flor. Los bulbos de tamaños pequeños no producen flor y sólo dan origen a una hoja y un bulbo hijo.

El tallo es simple (ocasionalmente ramificado) y subterráneo en su porción basal. Las hojas son basales y caulinares, espaciadas o más o menos arrosetadas, lineales, aovadas o lanceoladas.

Las flores son actinomorfas y hermafroditas, erguidas o, más raramente péndulas. Se hallan dispuestas en número de 1 a 3 en la extremidad de los tallos floríferos.

El perigonio es anchamente infundibuliforme o acampanado, compuesto de tépalos libres,  generalmente anchos e imbricados, coloreados, frecuentemente con un diminuto mechón de pelos blancos en el ápice. La flor está constituida por tépalos distribuidos en dos capas, de tres tépalos cada una.

El androceo está formado por 6 estambres, inclusos, con los filamentos aplanados y las anteras oblongas. El ovario es súpero, trilocular, pluriovulado. El estilo es columnar o muy corto y el estigma es trilobado. El fruto es una cápsula loculicida, pluriseminada. Las semillas son usualmente planas, subdeltoideas.

El color de la flor está determinado por la composición y proporción de diferentes pigmentos. Así, las flores amarillas contienen solamente
carotenoides y cianidina. Las flores rojas cianidina y pelargonidina; mientras que las flores púrpura contienen una combinación de cianidina y delfinidina. Las flores rosadas contienen la mayor variación en tipos de pigmentos, pero su nivel o contenido es relativamente menor que aquel presente en los otros tipos de colores. Las flores blancas casi no exhiben ningún tipo de pigmento.


En general todas las especies y cultivares de Tulipa son diploides con 2n=2x=24 cromosomas. La excepción más conspicua la constituyen los cultivares híbridos del tipo denominado "Darwin", los cuales son triploides con 2n=3x=36 cromosomas y, además, producto del cruzamiento entre dos especies: Tulipa fosteriana y T. gesneriana.

T. Gesneriana.L.
El tulipán más común es el de jardín (Tulipa gesneriana L.) y una cantidad de otras especies, tales como Tulipa bakeri, Tulipa clusiana, Tulipa fosteriana, Tulipa kaufmanniana y Tulipa tarda, como así también un vasto número de híbridos complejos, se cultivan en todo el mundo por sus espectaculares flores.

Debido a la hibridación interespecífica, a la recombinación y a la selección, la nomenclatura botánica del tulipán cultivado es sumamente complicada ya que ninguno de los cultivares actuales, que presentan gran diversidad de tamaños, colores y forma de las flores así como de épocas de floración, puede identificarse con el nombre de ninguno de los taxones silvestres del
género.

De esta forma, existen más de 5.000 cultivares registrados de tulipanes. Se ha llevado a cabo una clasificación de los mismos sobre la base de la estructura de las flores, el período a floración y el origen.

2.- CURIOSIDADES DE LOS TULIPANES.
 Los tulipanes no solamente son reconocidos por su belleza y simplicidad, sino que son flores tan especiales que su tallo sigue creciendo después de ser cortado. Por lo tanto, hay que recortar su tallo cada dos días.

Las flores son tan delicadas que requieren un cuidado que hasta parece debe ser personalizado, pues dependiendo de los cuidados que les des, viven desde 3 hasta muchos más días.

Aunque tienen de 2 a 6 hojas, algunas especies de tulipanes han llegado a tener hasta un máximo de 12 hojas.

El tulipán tiene algunos beneficios nutricionales, que los holandeses
aprovecharon para combatir la hambruna durante la Primera Guerra Mundial, y aunque no lo creas, esta hermosa flor se sigue consumiendo hasta hoy en día en Gran Bretaña y Afganistán.


Su gran variedad de colores los distinguen de entre algunas otras especies de flores, y al igual que algunas de estas, los distintos colores tienen un significado especial.

En general, el tulipán simboliza una declaración de amor, siendo el de color rojo, el que simboliza una promesa de amor eterno. Regala un tulipán blanco si quieres decirle a alguien que lo que sientes es un amor extremo. Uno amarillo si quieres decirle a alguien que estás locamente enamorado de ella/él, y hasta uno negro, que simboliza que estás sufriendo mucho por alguien.

Curiosamente,  pesar que se dan todos los colores no es cierto, pues no hay tulipanes en color azul. Los blancos son considerados como bonitos, estilizados y muy elegantes.

3.- TIPOS DE TULIPANES.
Hay gran variedad de especies de tulipanes, alrededor de 200 híbridos y más de 5.000 variedades registradas. Estas variedades las
dividiremos según la época de floración, que puede ser temprana, intermedia o tardía:

Ø Tulipanes de floración temprana:
Comienzan a florecer prácticamente a finales de invierno y comienzos de primavera, hasta días antes del verano. Generalmente son cultivados en interiores, sus tallos son cortos y fuertes, lo que les hace más resistentes a fuertes vientos, lluvias, tormentas o inclemencias del tiempo.

Florecen muy bien al sol o a la sombra, en jardineras o macetas. Sus colores característicos son el blanco, amarillo, naranja, rojo y mezcla entre éstos. En este tipo podemos distinguir:

§                          Tulipanes de jardín-Tulipanes tempranos simples: En esta variedad
T. Kaufmanniana
destacan  Tulipa Kaufmanniana y la Tulipa Fosteriana.
       Los tulipanes precoces de flor sencilla comprende a los tulipanes de 25 a 60 cm de altura, con flores caliciformes, sencillas, que en ocasiones se marchitan al sol y florecen entre principios y mediados de primavera.
      
§            Tulipanes tempranos dobles: La variedad “Murillo” es la más característica y comercializada de este grupo, también los Tulipanes de Greigii.
          Comprende a los tulipanes de 25 a 40 cm de altura, con flores
T. Murillo.
dobles, frecuentemente de 6 a 10 cm de ancho y floración entre principios y a mediados de la primavera.

Tulipanes de floración intermedia o semitemprana: Éstos comienzan a surgir a mediados de primavera. Entre ellos los más conocidos son:
o   Los Tulipanes Híbridos Darwin
T. Híbrido de Darwin
son el resultado de haber cruzado la Tulipa Fosteriana y Tulipa Gesneriana, y toman el nombre de las ciudades donde fueron cultivados.
       Son de crecimiento bastante rápido y sus flores, siendo de las más grandes, llegan a medir hasta 75 cm. de altura y sus colores son: amarillo, naranja, rojo y marrón. Se encuentran entre los tulipanes de flores más vistosas.


Ø Tulipanes de floración tardía:
Llegan a florecer a finales de primavera hasta entrado el verano, son de flores grandes, y cómo viven al exterior, necesitan soporte para el viento y la lluvia. Son de color blanco, amarillo, rosa, rojo y violeta.

T. Gesneriana.
Independientemente de si la floración es temprana, intermedia o tardía, la gran mayoría de los tulipanes existentes son los de flor simple.
v Especies:
T. Fosteriana.
    Tulipán Gesneriana, es el tulipán común o de jardín, a mediados de primavera sus flores se abren para desprender un aroma muy dulce. La mayoría de los cultivares son derivados de esta variedad.

    Tulipán Fosteriana, forma parte del grupo de tulipanes botánicos. Llega a crecer entre 25 y 50 cm. y florece apenas finaliza el invierno.

    Tulipán Kaufmanniana, también pertenece al grupo de tulipanes botánicos, su flor completamente abierta adopta forma de estrella  con colores muy vivos. En algunas variedades su interior es de color negro o amarillo. Son de tallo corto, lo que los hace acordes para jardineras. Florecen a finales de invierno y hasta mediados de primavera.

    Tulipán Greigii, está considerado dentro del grupo de los
T. Greigii.
tulipanes botánicos. Es muy reconocido por el pintoresco color de sus hojas, ya que, conservando el verde, tienen puntos y rayas de color marrón más oscuro. Sus flores, al sol, se abren completamente dejando ver sus colores totalmente. Sus colores son: blanco, amarillo y rojo, así como la mezcla entre éstos. Florecen a finales de invierno y al comenzar la primavera.

A partir de estas especies han surgido los híbridos, no así los cultivares.

t Cultivares:
    Tulipán híbrido Darwin, Tulipán de flor de Lirio, Tulipán de flor sencilla, Tulipán Papagayo, Tulipán Rembrandt, entre otros.

T. Cottage.
    Tulipán Cottage, sus bulbos son de los de mayor tamaño, llegan a alcanzar 12 cm. de diámetro lo que nos ofrecerá mayor tamaño de flor, su mejor época de floración es a mediados de primavera.

    Tulipán Periquito o Papagayo, sus tallos no son muy rígidos, necesitan soporte, florecen en primavera, son bicolores, brillantes y muy pintorescos, lo que les hace ser de los más bellos.

T. Papagayo.
       Miden 45 a 60 cm 

de altura y son similares a los tulipanes de flor sencilla, aunque los tépalos se hallan retorcidos, o sus bordes encrespados. Florecen desde mediados de la primavera.











    Tulipán Flor de Peonía,
T. Flor de Peonía.
florece a mediados de primavera, sus flores son muy perfumadas y bien grandes, pueden llegar a alcanzar los 10 cm. de diámetro.

    Tulipán Triumph, es el que mejor se adapta a climas adversos, es también el más variado en cuanto a especie y gama de colores. Los de color verde o azul verdoso son de este grupo, llegan a medir 50 cm. de altura y florecen a mediados de
Tulipán Triumph
primavera.

      Comprende aquellos cultivares con flores cónicas, portadas por tallos robustos, bastante resistentes a la intemperie.










    Tulipán Lirio (Lilium), Simple Tardío, florece a mediados de
T. Lirio.
primavera, si bien sus hojas son más pequeñas que las de otros tulipanes, sus flores, una vez abiertas, tienen un bellísimo porte en forma de estrella. Tienen tépalos característicos en punta y vueltos hacia el exterior.

    Tulipán Rembrandt, agrupado como Doble Tardío, requiere un sustrato más alcalino que otros tulipanes, florece en primavera y sus colores son el blanco,
Tulipán Rembrandt
amarillo, naranja, rojo, violeta y marrón.

     Son similares a los tulipanes de flor sencilla pero los tépalos presentan una "ruptura" del color básico, en estrías o "llamas" de colores diferentes.




    Tulipán Ribeteado. Su característica son los cortes que tiene en el
Tulipán Ribeteado
borde de sus flores. Es de larga floración y ésta comienza en primavera.

    Tulipán Viridiflora, también Doble Tardío, debe su nombre al color verde de sus flores, o a veces una franja de este color a lo largo de sus pétalos. Tiene sus bordes punteados y su período de floración, es el más
Tulipán Viridiflora
largo que el resto de las especies.

Existen otras especies y variedades.

Entre ellas se destaca el Tulipán Campestre o Silvestre, es un Tulipán Temprano de flor pequeña y asilvestrado que florece en primavera, ideal para el jardín.

También el tulipán de flor Azucena (variedad de Lilium), de bellísimos y brillantes colores, se siembra al finalizar el invierno para florecer en primavera.

4.- HISTORIA DEL TULIPÁN. “TULIPOMANÍA”. 
Siempre tenemos la imagen de los amplios y coloridos campos de tulipanes que pueblan las tierras holandesas, pero muchos desconocen que hace unos siglos, un único y simple tulipán podía valer una inmensa fortuna. A este curioso fenómeno se le llamó “Tulipomanía”.

El tulipán es una flor originaria de Asia central, que puede tener entre 30 y 60 cm y es una planta bastante resistente, pero la historia de esta flor cambió para siempre cuando en 1593, un profesor de botánica que cuidaba los jardines del emperador Maximiliano I, llamado Carolus Clusius, cuyo verdadero nombre era Charles de l’Ecluse, introdujo en Holanda los primeros tulipanes que el mismo trajo desde Turquía, donde tenían gran simbolismo y adornaban los trajes de los sultanes,  para aportar un toque exótico al recién creado jardín botánico de Holanda.

Esta flor creó rápidamente un gran interés entre las clases sociales pudientes, que eran al fin y al cabo los que visitaban el jardín, y Carolus cultivó de manera privada, variedades exóticas que florecían con facilidad en el arenoso terreno holandés ganado al mar.

Pero robaron su jardín llevándose varios bulbos, y poco a poco el
tulipán se esparció por toda la nación.

Mientras la mayoría de la población despreciaba la nueva planta al no ser medicinal, no tener un olor agradable y solo florecer un par de semanas al año, los jardineros de los nobles la plantaban en sus jardines por su exotismo, y los pintores comenzaron a pintarla en miles de lienzos desatando toda una moda.

Una moda que en solo unos pocos años se convirtió en fiebre y en la famosa “Tulipomanía”,   un periodo de euforia especulativa de masas, tal vez el primero de la historia,  en la que el precio del tulipán alcanzó niveles descomunales, lo que provocó una espectacular burbuja económica y finalmente, una igualmente espectacular crisis financiera que dejó a Holanda al borde de la quiebra.

¿Pero cómo es posible que unos tulipanes produjeran esta locura colectiva?.

El tulipán comenzó a convertirse en un símbolo de status social, y las
habituales flores de un solo color, dieron paso a otros de varios colores que aumentaban su rareza y por consiguiente su precio.

Los horticultores se desvivían por conseguir las tonalidades de   colores más extraños sin éxito (hasta hace poco no se ha sabido que el responsable de esa tonalidad es un simple pulgón), así que esos bulbos de varias tonalidades comenzaron a alcanzar precios desorbitados, e incluso  llevar nombres de personajes ilustres.

En 1620 comienzan las primeras transacciones comerciales desorbitadas de bulbos. Algunos ricos cambian sus mansiones, caballos o grandes posesiones por un solo bulbo.

Para hacernos una idea de esta locura, en 1623 el precio de una variedad original estaba sobre los 1.000 florines holandeses, el sueldo de 15 años de un artesano, que solía ganar 150 florines al año.

En 1635 hay datos que registran la venta de 40 bulbos por 100.000 florines, (un cerdo costaba 40 y una tonelada de mantequilla 100).

Esta fiebre por el tulipán se extendió a todas clases sociales, ya que muchas familias invirtieron todo cuanto tenían en el negocio, vendiendo incluso sus propias casas para comprar bulbos con los que supuestamente ganar dinero, bulbos que muchas veces ni siquiera pasaban por sus manos, y que al final el comprador y el vendedor no veían físicamente, ya que  por la rapidez con la que las flores cambiaban de manos.

La venta se realizaba sobre un papel o nota de crédito, a veces sobre bulbos que no había sido recolectados, y variando el precio entre el vendedor y el comprador final más de un 500%, este tipo de venta era conocida como “venta al aire”, y realizada sobre todo en tabernas.

Otras veces, las flores simplemente no existían, ya que el catálogo sobre el que compraban eran dibujos de acuarelas con flores, que muchas veces el artista había inventado para hacer el dibujo.

En 1636, la peste asoló el país, diezmando la población, y subiendo los precios más.

Este mismo año el negocio entra en bolsa, y un año después, los propios comerciantes piden al gobierno que se regule este comercio, incluso que se prohíba, para frenar una locura que estaba amenazando la economía del país.

En 1637, esa locura alcanzó su cenit cuando un solo bulbo de la  variedad, “Semper Augustus”, se cotizó a la increíble  cifra  de  6.000 florines.

Un historiador de la época cuenta como un marinero hambriento confundió uno de estos bulbos con una cebolla y se lo comió. Ese fatal error que le costó seis meses de cárcel, al ser denunciado por el noble que había pagado por esa “extraña cebolla” 3.000 florines.

El 5 de febrero de 1637, un centenar de tulipanes se vendieron por una fortuna, 90.000 florines, pero esa sería la última venta, al día siguiente, como por arte de magia,  la gran burbuja explotó y en el mercado no se vendió ningún lote, y los vendedores alarmados bajaron el precio, pero ya era tarde.

Miles de fortunas se habían desvanecido, todas clases sociales resultaron afectadas, el pánico cundió y la economía holandesa quedó en quiebra.

Los holandeses sin embargo cambiaron el rumbo del mercado y comenzaron a exportar fuera de sus fronteras la flor que tantas alegrías y quebraderos de cabezas les habían dado, y comenzaron a recuperarse convirtiéndose en el principal exportador mundial de flores, y saneando así su maltrecha economía, de hecho hoy en día, se siguen cultivando miles de hectáreas de esta colorida y simbólica flor.

sábado, 25 de junio de 2016

CALCIO, SUELO Y PLANTA-TERCERA PARTE



SÍNTOMAS DE DEFICIENCIA DE CALCIO
La planta puede mostrar la falta de este elemento en follaje y tejidos jóvenes y no solamente en los frutos.
 El crecimiento se inhibe y las plantas presentan la apariencia de un arbusto. Las hojas más jóvenes se observan más pequeñas y deformes, con la presencia de clorosis en el margen de las mismas.
En ocasiones se detectan las nervaduras de color café y el follaje puede llegar a necrosarse. Puede haber una partidura de las hojas y el crecimiento de la raíz se detiene en plantas deficientes.
Pero lo más característico es la pudrición apical del fruto o
Blossom End Rot, vulgarmente conocida como “peseta”. Se observa como una cicatriz de color obscuro en la base del fruto. Cuando se presentan estos síntomas, ya es muy avanzado y difícil de corregir.
Otros factores como exceso de amonio pueden influir en provocar los síntomas anteriores. La deficiencia de calcio puede ser transitoria, causa una pudrición apical interna en el fruto, y ocurre cuando las semillas y paredes del tomate se tornan grises o negras, pero la superficie no se daña.
PROGRESIÓN EN LA DEFICIENCIA DE CALCIO EN LA PLANTA.
El calcio se transporta por la planta mediante la corriente ascendente de savia. En casos de deficiencia de calcio, son las hojas más viejas las que muestran los primeros síntomas.
Suelen darse en las hojas inferiores, pero no en las más bajas, sino en el nivel siguiente (al igual que con la deficiencia de magnesio).
La carencia de calcio se reconoce por la presencia de manchas amarillas/marrones en las hojas, normalmente rodeadas por un borde más marcado de color marrón. También es sintomático un retraso en el crecimiento y, en los casos más graves, brotes pequeños y sueltos. El resultado es una reducción notable del rendimiento.
 La principal característica visible en el inicio de la falta de calcio, son las marcadas manchas amarillas/marrones con el borde
marrón de las hojas.
Los síntomas de la deficiencia de calcio más acusados, aparecen rápidamente; las primeras manchas de las hojas más viejas se verán en una o dos semanas. Estas marcas comienzan siendo pequeñas, como puntos marrones claros y se van haciendo más grandes.
    Después de dos semanas, se verán más y más manchas en las hojas viejas, a menudo en el borde, como ocurre con la deficiencia de potasio o el síntoma de una quemadura.
Pero la diferencia con los síntomas de la falta de potasio son fáciles de ver; las manchas producidas por la carencia del calcio están muy bien definidas, y no aparecen únicamente a partir del borde de la hoja. El retraso en el crecimiento se suele notar a partir de una semana.
    En algunos casos, los cálices adultos comienzan a marchitarse, y sus hojas son delgadas y frágiles, sin manchas.
    Las hojas más viejas mueren lentamente y se pueden observar, alrededor de los puntos necróticos, unas manchas amarillas en forma de nubes. Cuanto más vieja sea la hoja, más serios serán los síntomas.
    La floración es también inhibida, retrasada y el número de flores se ve reducido considerablemente. Los brotes no son densos ni compactos y se mantienen de pequeño tamaño.
    Los pistilos se vuelven marrones más rápidamente.
RECOMENDACIONES PARA EVITAR LA PUDRICIÓN BASAL
o   Llevar a cabo análisis de suelo previo a la plantación del tomate, y detectar los niveles de calcio en el suelo.
o   Durante el desarrollo del cultivo, analizar los tejidos y considerar los niveles de calcio.
o   Tener en cuenta la salinidad, ya que promueve competencia con otros cationes, y aumenta la utilización del calcio para el desarrollo de follaje, más que para las cantidades necesarias para los frutos (ocurriendo la pudrición apical).
o   Hay que fijarse en la relación con otros elementos como: potasio y boro.
o   Aplicación de fuentes de calcio, ya sea en el agua de riego y foliares.
o   En el caso de aplicaciones foliares, considerar las formas quelatadas de este elemento, ya que son las formas con mayor absorción, o aplicar con Boro que ayuda también, a la asimilación del calcio.

 BAJO PRODUCCIÓN DE TOMATE EN INVERNADERO
Se recomiendan las siguientes premisas:
 ü Evitar altas cantidades de amonio.
ü Aumentar la humedad relativa durante el día, con el fin de reducir la transpiración, y como  consecuencia mejorar la absorción de calcio, y
su transporte a frutos.
ü Equilibrar el contenido de potasio y magnesio, ya que altas cantidades afecta la absorción del Calcio.
ü Mantener la temperatura de las raíces durante la noche entre 18-20 grados centígrados, con el fin de mejorar la absorción del calcio y su distribución en los frutos.



INTERACCIÓN CALCIO/SUELO
En tomates, la deficiencia de calcio ocurre con más frecuencia en
suelos ácidos, con altos contenidos de salinidad.
Asimismo los cultivos de tomate que se desarrollen en suelos calcáreos también requieren este elemento, debido a su baja disponibilidad para la planta, ya que presenta baja solubilidad.
Cuando las aplicaciones de calcio son en exceso, pueden presentarse deficiencias de magnesio y potasio, causando un desequilibrio entre los nutrientes.
En tomate, un síntoma de exceso de calcio es el desarrollo de
pequeñas manchas amarillentas o "punto de oro" en las paredes celulares de todo el cáliz y los hombros de la fruta. Estas manchas son cristales de oxalato de calcio y su abundancia se aumenta por la alta humedad y alta fertilización Ca.
Se ha demostrado que un buen nivel de calcio en las plantas de tomate, ayuda a elevar los niveles de caroteno, lo cual aumenta el color del fruto. También se ha descubierto que las plantas de tomate, son más tolerantes a enfermedades bacterianas y fúngicas.
Se hace necesario el llevar a cabo un análisis de suelo y hoja, durante
el ciclo del cultivo, ya que por poco dinero podemos observar los  síntomas en las plantas, y el problema de la deficiencia será más fácil de equilibrar, con lo que nos ahorraríamos mucho dinero por pérdidas de producción.
La sensibilidad de esta deficiencia es variable, dependiendo de las variedades. Se ha estimado que para obtener un rendimiento de 100 tons/ha de tomate de campo, se requieren 175 kg/ha de calcio.                 
La absorción de calcio puede también verse afectada por la presencia de otros cationes como el potasio y el amonio, los cuales pueden ser tomados más rápidamente por las raíces que el calcio.
 El calcio se moviliza dentro de la planta a través del flujo de
transpiración. Por tanto, en condiciones de alta humedad relativa, salinidad y temperaturas extremas entre otros factores,  tienden a hacer a las plantas más susceptibles a deficiencias de calcio.
Con deficiencia de calcio, se presenta una reducción del crecimiento de los tejidos meristemáticos, observándose primeramente una deformación y clorosis en los ápices de crecimiento, y en las hojas jóvenes. 
En etapas avanzadas de deficiencia, se presentan necrosis marginales en las hojas, las membranas celulares sé vuelven débiles, y a medida que progresa la deficiencia, hay una desintegración general de la estructural en la membrana celular de la célula.
En deficiencias severas mueren yemas y ápices de los tallos y raíz. Debido a que el calcio tiene nulo o poco movimiento por el floema, frecuentemente, se observen problemas de deficiencia en frutos de tomate, sandía y manzano, entre otros, por lo que la aplicación foliar es una manera eficiente de  nutrir de calcio a los cultivos, y prevenir o erradicar los desórdenes fisiológicos, que se presentan con deficiencias, de este elemento: como Setter Pitt (manzana), y pudrición apical del fruto (tomate, sandia, pepino, etc.).

10.- CAUSAS DE LA CARENCIA DE CALCIO.
  Un uso escaso de fertilizante o el uso del fertilizante equivocado.

  Cultivo en suelos calcíferos.
  Exceso de amoniaco, potasio, magnesio y/o sodio en el entorno de la raíz. El amoniaco es el que más impide la absorción; el sodio el que menos.
  Problemas de transpiración; CE demasiada alta, humedad relativa del aire demasiado alta o demasiado baja.

               QUÉ HACER
*      Si el CE del substrato o del suelo es demasiado alta, se puede aclarar toda la plantación con agua ligeramente ácida.
*      Si el suelo no contiene suficiente calcio, se añade un suplemento de
dolomita, yeso, cal, piedras de potasio cálcico, piedras de magnesio cálcico, superfosfato triple, nitrato cálcico o correctores cálcicos vía foliar o riego. Hay que tener especial  cuidado con los fertilizantes que contienen cloruro.
*      Se puede añadir calcio extra a la base nutritiva, mezclándolo con algún fertilizante cálcico en líquido, como una solución de nitrato cálcico, por ejemplo. Para suelos demasiado ácidos, se puede añadir cal para elevar el pH.
La cal en estado libre es rápidamente absorbida por la planta; al no ser ésta muy móvil, los síntomas de las hojas no desaparecerán, pero se reanudará el desarrollo sin ningún síntoma de deficiencia.
11.- NUTRICIÓN VEGETAL DEL CALCIO.
Las plantas que crecen con una cantidad de Ca adecuada a sus hábitats naturales; tienen que disparar concentraciones de Ca entre 0,1
y el 5%  en peso.
 Estos valores reflejan tanto la disponibilidad de Ca en el medio ambiente, y los requerimientos de Ca contrastantes de diferentes especies de plantas.
La deficiencia de calcio es raro en la naturaleza, pero puede ocurrir en suelos con baja saturación de bases y / o altos niveles de deposición ácida.
Por el contrario, varios trastornos Ca, se convierten  en una deficiencia con altos costes que suelen ocurrir en la horticultura.
 Esto por lo general surgen cuando hay suficiente Ca no disponible para el desarrollo de los tejidos. Se observan así, síntomas de deficiencia en las hojas jóvenes en expansión, como en manchas de las verduras de hoja, en los tejidos cerrados, como en 'manchas en marrón del corazón' de vegetales de hoja o "corazón negro 'de apio, o  en los tejidos alimentados principalmente por el floema en lugar del xilema, como en el "fin pudrición de la flor 'de sandía, pimiento y frutos de tomate,' bitter pit 'de manzanas y' vaina vacía 'en maní.
Todo esto se produce debido a que el Ca no puede movilizarse a partir de tejidos de mayor edad, y los pueda distribuir a través del floema. Esto obliga a los tejidos en desarrollo, a confiar en el suministro
inmediato de Ca en el xilema, que depende de la transpiración.
La transpiración es baja en las hojas jóvenes, en los tejidos adjuntos y en la fruta. Otros trastornos fisiológicos, tales como 'cracking' en el tomate, la cereza y la manzana, se producen en los tejidos que carezcan de suficiente Ca debido al choque hipo-osmótico, presumiblemente como resultado de la debilidad estructural de las paredes celulares.
Cuando el calcio es excesivo en la solución de la rizosfera, las plantas pueden sufrir toxicidad Ca. Esto puede impedir la germinación de semillas y reducir las tasas de crecimiento de las plantas.
    Cada especie necesita una cantidad de calcio para crecer.
    Una vez fijado, el calcio no es móvil en la planta. Es un importante componente de las paredes celulares y sólo se puede suministrar en la savia del xilema. Por lo tanto, si la planta se queda sin un suministro de calcio, no puede volver a movilizar el calcio de los tejidos más viejos.
    Si la transpiración se reduce por cualquier razón, el suministro de
calcio para los tejidos en crecimiento se convertirá rápidamente insuficiente.
Sin cantidades adecuadas de calcio, las plantas experimentan una amplia gama de problemas.
El calcio juega un papel muy importante en el crecimiento de plantas y la nutrición, así como en la deposición de la pared celular.
Las funciones principales de calcio:
Ø Como enmienda del suelo, el calcio ayuda a mantener el equilibrio químico en el suelo, reduce la salinidad del suelo, y mejora la penetración del agua.
Ø El calcio juega un papel metabólico crítico en la eliminación de los hidratos de carbono.
Ø El calcio neutraliza los ácidos de células.
Se encuentra en muchos minerales en el suelo, pero es
relativamente insoluble en este estado. El calcio no se considera un nutriente lixiviable. Muchos suelos contienen altos niveles de calcio insolubles tales como carbonato de calcio, pero los cultivos en estos suelos, a menudo muestran una deficiencia de calcio.
Los altos niveles de otros cationes, tales como magnesio, amonio, hierro, aluminio y especialmente potasio, reducirán la absorción de calcio en algunos cultivos.
Los síntomas de deficiencia de calcio en los cultivos, son a menudo llamados trastornos fisiológicos.
t Necrosis en las puntas y los márgenes de las hojas jóvenes,
t Bulbo y fruta con anomalías.
t Deformación de las hojas, con márgenes de color marrón oscuro.
t Raíces muy ramificadas.
t Retraso  general del crecimiento de la planta y también una clorosis generaliza en toda la planta.
Hay que recordar, que estos problemas son causados ​​por un suministro inadecuado de calcio en los tejidos afectados. Estas deficiencias pueden ocurrir incluso, cuando el suelo parece tener una presencia adecuada de calcio.
Para todos los propósitos prácticos, el calcio no se considera que es tóxico para las plantas. Aunque es raro, el exceso de los niveles de calcio en el suelo puede reducir la absorción de una planta de otros nutrientes tales como fósforo, potasio, magnesio, boro, cobre, hierro, o
zinc, lo que resulta en deficiencias de estos nutrientes.
En la producción de cultivos actualmente, el calcio soluble se  aplica a través de un sistema de riego cuando sea necesario, y en las cantidades que se estiman, o vía foliar para una absorción más rápida.
Puesto que el calcio no se reubica en la planta, se prefiere una fuente soluble de calcio aplicado en toda la temporada de crecimiento, especialmente en hortalizas, y otros cultivos de crecimiento rápido
Las dificultades para definir sus acciones, se ven acentuadas por una débil actividad bioquímica.
En condiciones ecológicas, las consecuencias secundarias de variaciones en el contenido de calcio, pueden ser más sorprendente que los directos.